Nuestra Cadena de Suministros

fashionrevolutionweek3.jpg

En esta semana de la Fashion Revolution Week os estamos contando cómo funciona nuestra pequeña marca de moda. Ya os hemos contado que hacemos a mano todas nuestras prendas, también os hemos contado quién las hace, una por una, y hemos compartido con vosotros como es su jornada laboral.

En este proceso de mostraros, de manera transparente, de dónde viene la ropa que compráis, hoy os vamos a contar cómo aplicamos nuestra ética de respeto a los derechos humanos y al medio ambiente, con Aitor Concept Store.

Los días que no toca trabajo intensivo en el taller son los que salimos a comprar las materias primas con las que fabricamos nuestras prendas, es decir, las telas, los hilos, los abalorios…

Nuestra conciencia como marca pequeña, que pone el máximo cuidado en su trabajo, y que ofrece moda a pequeña escala, en cantidades pequeñas y exclusivas; también aplica a la hora de buscar nuestros suministros.

La búsqueda nunca cesa y cada día descubrimos nuevos lugares dónde escoger las mejores telas para ofreceros productos duraderos y de mucha calidad. Para que los lugares donde nos proveemos sean aceptables para nosotros deben cumplir una serie de requisitos que pasamos a detallaros.

Creemos en la economía local, de cercanía, personal. Es por esto que acudimos a pequeñas tiendas de nuestra ciudad, y evitamos las grandes cadenas de marcas famosas. Las tiendas pequeñas nos ofrecen productos muy selectos, no producción en serie, cosa imprescindible para dar carácter a nuestras prendas. Siempre queremos ofreceros cosas diferentes, que no sean todas iguales, y que no nos hagan ir “uniformados” como borregos. Esas tiendas pequeñas trabajan con pasión su negocio, son como nosotros. Nos ofrecen materiales de máxima calidad, y siempre con una sonrisa. Tienen pocos trabajadores, y cuidan de ellos, para que su atención sea la mejor. Otro requisito imprescindible, humanos que tratan con humanos desde el respeto.

Otro de nuestros requisitos a la hora de comprar materiales es que estén fabricados en nuestro país. Así mantenemos el primer principio de fomentar la economía local, y cumplimos con el segundo de cuidar los derechos laborales de los trabajadores. Es más fácil de supervisar, y sobretodo creamos economía sostenible en nuestra comunidad.

Estos son nuestros principios éticos resumidos. Nuestra esperanza e ilusión es que disfrutéis de las prendas que os ofrecemos y que las vistais con orgullo. Nos preocupamos de que nadie sufra en su producción, y que las prendas trasmitan ese amor y pasión puestos en cada una de ellas por quienes las fabrican.

Y por último, y no menos importante, nuestra huella en el planeta. Igual que buscamos el respeto hacia las personas que forman parte de nuestra cadena de suministro, también lo buscamos hacia el planeta. Siempre buscamos tejidos naturales, hechos con métodos que no destruyan el medio ambiente en su fabricación (tintes naturales, algodones ecológicos). En nuestro pequeño taller aprovechamos los recursos sin malgastar, porque cada centímetro de tela sirve y tiene vida útil hasta que llega a vuestras manos.

Estáis invitados a visitarnos en nuestro taller, y a acompañarnos en nuestros viajes en busca de suministros, para que comprobéis de primera mano que se cumplen nuestros principios de transparencia. Además de que siempre nos encanta conoceros. Podéis contactar con nosotros a través de la web y las redes sociales siempre que queráis.

Muchas gracias por acompañarnos en esta semana de concienciación en la Fashion Revolution Week, y gracias por apoyar esta causa justa por los derechos humanos y el respeto al medio ambiente.